TERAPIA REGRESIVA MARL

Aprende de tu pasado,
sana esas experiencias vividas.
Vivirás un presente libre de miedos.
¡Tú puedes!

Utilizamos un 10 % de nuestra capacidad mental.
¿Qué ocurre con el 90 % restante?

¿Qué ocurre con los miedos que aparecen sin causa aparente en tu vida?

¿De dónde provienen las emociones que te frenan o hacen sufrir?

Alguna vez te has preguntado ¿qué capacidad tiene tu cerebro y cuantos archivos contiene? ¿Cómo puedes utilizarlo para crecer y aprender de ti?
Tu cerebro es un como un ordenador. Está formado por archivos, carpetas y subcarpetas. Almacena todas las experiencias  vividas, buenas o traumáticas, todas quedan grabadas a fuego.

Para acceder a estos archivos hay que hacer un viaje hacia tu interior. La búsqueda no es fácil ya que tu mente te quiere proteger y evitar que sufras.  Retiene en lo más profundo de ti esas experiencias traumáticas con el fin que no pueda recordarlas.

Estas experiencias, por mucho que estén guardadas muy profundamente en ti, tienen un efecto sobre tu vida diaria. Vives tu presente y de repente aparecen miedos, dudas, inseguridades y no sabes de dónde provienen. Solo sabes que reaccionas de una determinada manera. La mayoría de veces te puedes enfadar porque no quieres vivirlas. El enfado o el rechazo hacen  incrementar esas sensaciones y se posicionen aún más en tu vida.

¿La solución? Entra en ti. Con la ayuda de un profesional podrás descifrar este labirinto y no perderte. Conocerte es la clave para transformarte. Si ignoras por qué actúas de una manera determinada no podrás cambiar.  No puedes aceptar experiencias vividas si no las has entendido. 

¿Qué es una terapia regresiva?

Brian Weiss, psiquiatra y terapeuta en terapia regresiva, autor de "Muchas vidas, muchos maestros" fue pionero en este campo. Descubrió que no solo había recuerdos de la vida actual  en el cerebro de sus pacientes, sino que sus pacientes hablaban de recuerdos de otras vidas.

Las palabras “vida pasada” pueden asociarse a conceptos religiosos. Yo me limito a nombrarlas archivos almacenados. Están en tu cerebro y afectan a tu vida diaria. No importa tanto si son vidas pasadas o no. Lo que importa es que son vivencias guardadas en ti. Deben sanarse para que puedas vivir sin experimentar limitaciones. 

Trabajo con hipnosis de segundo grado, es decir, traigo la persona a un estado de relajación profundo. En todo momento eres consciente, puedes abrir los ojos y volver a la realidad actual si lo deseas. Dirijo la regresión paso a paso hasta que los recuerdos afloran. Son archivos de tu subconsciente. Volver a vivirlos te permite comprender y liberar el dolor archivado.

Un ejemplo en caso de fobia a las alturas es revivir un momento archivado donde sufriste una caída o te tiraron de un precipicio. Puedes entender porque inconscientemente temes los lugares altos. Cuando haces consciente que tu miedo nació allí, y no en tu presente, eres capaz de controlar tu fobia. Este es solo un ejemplo de muchas vivencias que viví como terapeuta en terapia regresiva. 

Para que me entiendas tu mente tiene guardado recuerdos de: tu vida actual, el momento de tu fecundación, la gestación, el parto, tu infancia y otros que no has vivido con el cuerpo actual pero que sí están en tus archivos. El miedo  ante ciertos  acontecimientos vividos   puede reactivarse en cualquier momento. Un viaje en un país puede despertar una migraña o dolor físico en cualquier parte de ti, dependiendo que haya en tus archivos.

Beneficios

Sirve para todos los sectores de tu vida y responde a muchas preguntas. 

Estas y muchas más preguntas pueden ser respondidas. Cuando entiendas que en tus archivos existen muchas vivencias que te bloquean. ¿Has jurado amor eterno en tus archivos? Hoy te será difícil amar otra vez. ¿Te sentiste culpable por unas acciones? En este cuerpo actual no te permites ser feliz y buscas inconscientemente castigarte con vivencias repetitivas que no te llevan a lo que te mereces y deseas.

Sirve para aprender: a perdonarte y perdonar, entenderte y aprender de tus errores, liberarte del dolor y vivir en armonía.

¿Todo el mundo está preparado para hacer una terapia regresiva?

No es necesario tener creencias religiosas específicas para hacer una regresión. Sencillamente hay que estar abierto a experimentar algo distinto.

La terapia regresiva muchas veces esta temida. Da miedo remover y es muy normal. La mente teme y te quiere proteger. Los beneficios de una sesión son infinitos si estás preparado para asumir las vivencias que revivirás. Debes de tener una cierta estabilidad emocional para hacer este trabajo. Es el único requisito que se precisa. Una persona con depresión profunda no le realizaré una regresión. Primero la estabilizaré emocionalmente y después estará preparada para entender porque vivió esta experiencia.

La terapia regresiva no se puede aplicar como "churros". Soy selectiva y solo la hago a personas que realmente están preparadas. No es un juego para ver si fuimos Cleopatra o el Rey Arturo. Dejo este trabajo a otros que quieran jugar. Para mi es una herramienta para sanar y liberar bloqueos profundos y se merece todo el respeto.

Con niños no hago terapia regresiva. Muchos de ellos tienen recuerdos y los expresan siendo niños. Para ellos son como historias que se inventan pero provienen de sus archivos. Escuchar sus relatos, sobre todo cuando dicen: cuando yo era grande hacia… te sorprenderás. Con los niños trabajo la Terapia de niños MARL a través del dibujo, si detecto archivos bloqueados. Es una manera de liberar, pero sin revivir las vivencias ya que no están suficientemente maduros para comprender.

No hago regresiones a personas que no vivan cerca o tengan disponibilidad para acudir a mí si lo precisen. Hay que entender que se remuevan muchas emociones. Una vez abierto y limpiado un archivo, otro puede salir en superficie y por esta razón quiero esta disponibilidad.

Desarrollo de una sesión

Te doy una cita para hacer una sesión de terapia regresiva. Después de verte y compartir tus necesidades evalúo si es beneficioso hacer la terapia o si es preferible ayudarte con otras técnicas hasta que estés emocionalmente preparado.

Si está preparado, la sesión durará entre 1h30 y 2 horas. El trabajo en camilla dependerá de tu facilidad por acceder a tus archivos. Suele durar una hora, dependiendo de cuantos archivos hemos podido trabajar. Es un trabajo laborioso de recopilación de información. Cada parte abierta debe de sanarse y cerrarse. Este proceso tarda entre una hora y hora y media. La media hora restante es para hablar contigo y aclarar todo lo vivido. Es importante que tengas tu tiempo para volver a la realidad del aquí y ahora.

Te doy  un frasco de Flores de Bach para que te ayude  a aceptar la vivencia y permitirte estar en armonía. Es aconsejable hacer unas cuantas sesiones. Dependiendo del tema a tratar puede haber varios archivos a revisar para llegar a la comprensión.

Sesiones:

En la consulta de Cambrils,