Terapia Proceso de Duelo

Llevo años acompañando a personas en el camino de la aceptación de la pérdida de un ser querido. Todos en algún momento nos veremos enfrentado a una pérdida. Es un proceso natural en la vida de un ser humano.

La sociedad y la educación no te han preparado para esto. Ha sido, y sigue siendo, un tema tabú. Pocas personas se preparan para ello. Evitas el tema porque duele. Solo el hecho de pensar en ello te aterra. Como siempre, la huida no te sirve. Prepárate, es lo mejor que puedas hacer para ti y los que te rodean.

Cuando te ves enfrentado a una pérdida estas nadando en un mar de emociones que no te permiten ver nada. Solo dolor y rabia. Sientes tanto la pérdida que no puedes actuar. Es una situación muy normal.

Hay dos reacciones posibles, te hundes o pones barreras para no sufrir y actuar. Las dos son destructivas para ti. Si te hundes, te paralizas y dejas a otros que tiren del carro. Puedes estancarte en este estado mucho tiempo y el sufrimiento crecerá. Si optas por ser valiente, como la mayoría de personas te dirán que seas, pondrás barreras para anular el dolor y se quedará dentro de ti. Tiraras del carro, pero cuando estés solo contigo mismo el dolor te torturará. Pondrás más fuerza y voluntad para no hundirte, pero el dolor seguirá allí, muy adentro.

Es vital aceptar tu dolor y darte tiempo para que pueda sanar. Como nadie nos enseña, nos perdemos. Como he dicho anteriormente, es vital conocer el proceso antes de verte enfrentado a él. Será duro igualmente, pero al menos tendrás herramientas para entender que te está pasando. Cuando conoces los tiempos del proceso de duelo sabrás que avanzas. Te ayudará a ver que el dolor tiene sus fases. No te has estancado, sigues caminando hacia la aceptación y tu propio proceso.

Cuando alguien recibe una intervención quirúrgica sabe que no podrá salir del quirófano y vivir normalmente. Precisa tiempo y paciencia para recuperarse. El proceso de duelo es igual. Si pones la misma actitud lo vivirás mejor. Será más fácil aceptar y tener paciencia. El duelo es una herida emocional. Si no la cicatrizas por completo seguirá haciéndote daño.

Exigirte ser fuerte es auto castigarte. Aceptar los días buenos y los no tan buenos, forma parte del proceso. Sabiendo que vas bien, que hay días que duele más que otros y que el tiempo sanará tu herida, ayuda en el proceso de aceptación. Observa tu herida, amala porque forma parte de ti. No la tapes, la asfixiarás y empeorarás.

Reacciones muy comunes

El dolor es un proceso natural en caso de pérdida. El sufrimiento es anti natural. Sufrir es mantenerse en una situación de dolor, estancarla y no permitir que sane. Tú eliges, aceptar tu dolor y sanar o generar un sufrimiento que durará el tiempo que tú lo nutras. Con el tiempo el dolor se transforma en amor y es sustituido por una inmensa paz y dulces recuerdos.

Beneficios de la Terapia MARL

Desarrollo de una sesión

Las sesiones son individuales y personalizadas. Tú eres él que sana tu vida, yo solo te acompaño. Te doy las herramientas que precisas para avanzar a tu ritmo.

Te ayudaré en tu proceso de duelo hasta que aceptes cada parte de ti. Harás un viaje en tu dolor para reconocerlo y permitirle que se exprese. Abrazarás con amor cada parte dolorida y veras como paso a paso se sana. Así evitaras entrar en una fase de sufrimiento que solo te destruye. Con el tiempo podrás ver que esta vivencia te ha hecho crecer como persona. Te sentirás en paz y podrás renacer. Disfrutarás de la vida como te mereces y podrás revivir en tu interior, con amor, todas las vivencias que la persona que ya no está te aporto.